Cómo Limpiar tus Cristales

Cómo Limpiar tus Cristales

Muchas personas utilizan los cristales para calmar su mente, cuerpo y alma. Algunos creen que los cristales actúan a nivel energético, enviando vibraciones naturales al mundo. Y cuando se utilizan para la curación, se dice que estas piedras absorben o redirigen la negatividad que se está tratando de liberar.

 

¿Por qué es esencial limpiar los cristales?

Cuando recibes un cristal, éste ha hecho un largo viaje hasta llegaren tus manos. Durante este viaje, se puede acumular mucha energía en el cristal, esto estropeará el uso del cristal en la meditación.

Como todos/as queremos un nuevo comienzo para nuestro viaje con nuestros cristales, es esencial que el primer paso que des sea una limpieza de tus cristales.

Ayudará a realinear tu cristal con tus energías e intenciones. La limpieza del cristal también ayudará a la duración de la propia piedra.

Hay muchas maneras diferentes de limpiar un cristal, y es esencial elegir la correcta para tu piedra.

 

Métodos Sencillos para Limpiar tus Cristales

Ten en cuenta que encontrar el método adecuado puede llevar un par de intentos antes de conseguirlo.

Agua

Uno de los métodos más utilizados para muchos tipos de cristales es el agua de la naturaleza, como un río o un lago. Esto se debe a que el agua es uno de los elementos que neutraliza la energía negativa almacenada en la piedra y la devuelve a la tierra. Si no puedes encontrar ninguno, el agua del grifo también funciona. Sumergir la piedra completamente en el agua la limpiará de cualquier energía negativa.

Este método no conlleva mucho tiempo, ya que cada piedra sólo necesitará unos minutos de limpieza. El agua corriente es ideal para las piedras más duras, como el Cuarzo, la Aguamarina, la Amatista, la Turquesa y el Lapislázuli, sin embargo, hay que evitarla para las piedras más frágiles, como la Selenita.

 

Arroz

El Arroz Integral, en particular, puede extraer la negatividad de una piedra para limpiarla por completo. Es especialmente beneficioso para las piedras protectoras, como la Turmalina Negra. Después de utilizar este método, deshazte del arroz que has utilizado porque habrá absorbido esa energía.

Se puede utilizar en cualquier piedra, independientemente de su estructura. Asegúrate de dejar la piedra en el arroz durante al menos 24 horas antes de retirarla.

 

Luz Solar o Lunar

Cuando veas que tus cristales empiezan a estar un poco apagados y no tan vibrantes, devuélvelos a la naturaleza. Coloca tu cristal directamente bajo la luz del sol o de la luna durante al menos 4 horas. Asegúrate de colocarlos fuera para limpiarlos y recargarlos al menos una vez al mes, siempre en algún lugar seguro que no pueda ser manipulado.

 

Cuanto más utilices tus cristales, más a menudo necesitarán ser limpiados. Ten esto en cuenta para tus cristales favoritos y los que tiendes a usar todos los días.

 

Diferencia entre Limpieza y Carga

Existen diferencias entre los cristales de limpieza y los de carga. Algunos métodos de limpieza sirven también como métodos de carga, por lo que es importante recordar qué procesos puedes utilizar.

La limpieza del cristal consiste en deshacerse de la energía negativa que contiene. En cambio, la carga consiste en devolver las intenciones positivas a tu cristal y alinear sus energías con las tuyas.

Artículos Recientes

Cómo Elegir los Cristales Adecuados

Cómo Elegir los Cristales Adecuados Hay tantos cristales disponibles en nuestro planeta que es fácil sentirse abrumado tratando de elegir el perfecto. Sin embargo, relájate, encontrar un buen cristal es...

Leer Más